Las cámaras de seguridad de un negocio captaron el preciso instante en que dos sujetos rociaron gasolina la entrada de este inmueble y luego le prenden fuego con la finalidad que su propietario acceda a las constantes extorsiones.

EN LA MIRA.

Varios propietarios de distintos negocios del distrito fronterizo de Aguas Verdes están siendo aterrorizados por un grupo de delincuentes quienes les exigen fuertes cantidades de dinero para no atentar contra sus negocios.

Este hecho se registró el pasado domingo en horas de la noche, al promediar las 11:08 de la noche en los exteriores del Bar “El Encanto”; ubicado en la provincia de Zarumilla, región de Tumbes.

En el video se aprecia una motocicleta de la cual descienden dos sujetos quienes se acercan sigilosamente a la fachada del local, aprovechando la soledad de la noche lleva a cabo su plan de rociar gasolina en la puerta, tras tener todo listo procede a usar lo que sería un encendedor pero el hombre sale corriendo rápidamente tras la explosión que generó este acto vandálico.

AYUDARON A CONTROLAR EL FUEGO.

Vecinos del sector y los propietarios del lugar ayudados con baldes de agua y arena lograron controlar el incendio que amenazaba con expandirse por toda la casa y otras viviendas aledañas al lugar.

“Fue mi vecino quienes alertados por los gritos que nos dimos cuenta del incendio, todos empezamos a tratar de apagar el fuego que había iniciado sin saber cómo, pensamos que había sido un desperfecto eléctrico porque todo fue tan rápido pero no supimos nada hasta que revisamos las cámaras de seguridad y nos dimos cuenta de los desgraciados que hicieron esto”; declaraba uno de los propietarios.

PIDEN 5 MIL SOLES A PICANTERÍAS.

La policía ha iniciado las investigaciones para dar con los presuntos autores del hecho quienes serían sujetos de nacionalidad venezolana debido a las denuncias recientes que serían integrados por bandas que buscan atemorizar a gente que se tiene negocios en la zona de frontera.

“Ahora no podemos poner un negocio porque nos van a venir a quemar nuestras cosas que con tanto esfuerzo nos ha costado, no es justo nos piden plata como si la tuviéramos, trabajamos de sol a sombra para llevar un pan a nuestras mesas”; denunciaba una de las dueñas de otro local en la dependencia policial.

Share.

Comments are closed.