Jugaba de líbero o último hombre, era técnico y un buen pasador de balones, sobrio en la marca y claro en las salidas.

Debutó en segunda división en 1972 en el equipo del colegio Nacional El Triunfo, en 1974 participó en el interbarrios que organizó el diario La Prensa con el colegio Nacional El Triunfo siendo subcampeones nacionales en la ciudad de Lima, donde estuvieron concentrados el colegio Militar Leoncio Prado teniendo como compañeros a jugadores de la talla de Edel García, Manuel Carrillo, Juanito García, “El Zorro” Alemán, «Guacha» Vieyra, Meche Espinoza, Bartolo León, entre otros, equipo que quedó en el recuerdo de los aficionados de aquella época, en 1975 jugó en el Sport Blondell de Talara, al siguiente año jugó en el Sport Tumbes, en el San Martín de Pampa Grande, Sport Peñarol, también jugaba paralelamente en la selección de Tumbes, en una anécdota que recuerda «Rabito» fue en 1986, cuando jugó la etapa final Copa Perú con el Leoncio Prado de Garbanzal, les tocó enfrentar con el Sport Bellavista de Sullana y los Aguerridos de Monsefú, siendo este equipo sub campeón nacional ese año en la copa Perú, recuerda que el viejo estadio Mariano Sánchez lleno de espectadores empataron 1 a 1 y el partido de vuelta en Monsefú perdieron por 1 a 0 con gol de penal, jugando él un partidazo.

En 1988 viajó a Lima por motivos personales, dónde estuvo a punto de firmar por el colegio Guadalupe que jugaba en la segunda profesional gracias a la intervención del «Pata» Valdivia que era dirigente del club Víctor Loli, pasando las pruebas satisfactoriamente, pero que en Tumbes los dirigentes le negaron la carta pase, luego jugó en la liga de San Bartolo por el club San Cristóbal firmando por dos temporadas, pero al final se quedó 6 temporadas, en este jugó 3 copas Perú llegando a las etapas regionales jugando con equipos de la Zona (Lurín, San Juan de Miraflores, Punta negra, etc.) retirándose del fútbol activo en este mismo cuadro a los 37 años, con un respectivo homenaje muy emotivo lo que habla por sí mismo dejando huellas en este conjunto que hasta hoy lo recuerdan invitándolo en todas las ceremonias institucionales, luego jugó fútbol máster en el club Barcelona de Mangomarca de San Juan de Lurigancho, teniendo de compañeros a «Pocho» Dulanto, «El Negro» Cáceres (Ex U), Eusébio Salazar (Ex Boys), Alfonso Pando (Ex La Palma de Huacho).

Actualmente juega en el Black and White (De San Hilario San Juan de Lurigancho) en la categoría Senior más de 55 años, junto a Segundo Cruz (Ex UTC y Cristal).

Share.

Comments are closed.