La visita de Kim Jong-un a Rusia continuará «varios días»

La visita del dirigente norcoreano Kim Jong-un a Rusia, que comenzó el martes, continuará por «varios días», anunció este jueves (14.09.2023) el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, sin dar más detalles.

Por otra parte, el presidente ruso Vladimir Putin aceptó «con gusto» la invitación de Kim para visitar Corea del Norte, confirmó Peskov a la prensa.

Dmitri Peskov, el portavoz del Kremlin, subrayó que Kim aún permanecerá en Rusia «varios días», pero se negó a hablar de la duración de la visita, algo que corresponde a la parte norcoreana, dijo.

«La visita es oportuna, útil y constructiva», dijo Peskov durante su rueda de prensa diaria.

A una pregunta sobre si Kim y Putin abordaron la cooperación técnico-militar durante su cumbre en el cosmódromo ruso de Vostochni, que se prolongó por espacio de más de cuatro horas, Peskov se limitó a decir que se trata de un «tema sensible» y que Rusia «desarrollará las relaciones con la vecina Corea del Norte en todos los ámbitos posibles».

En cuanto a los regalos, Peskov precisó que Putin agasajó a su invitado con el guante de una escafandra que estuvo en el espacio y desveló que ambos líderes también se intercambiaron carabinas.

A la vez, agregó que durante la estancia del dirigente norcoreano en este país no se prevén más contactos con Putin.

El portavoz del Kremlin también adelantó la próxima visita a Pionyang del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, que tendrá lugar en octubre.

Según el jefe de la inteligencia militar ucraniana (GUR), Kirilo Budánov, Corea del Norte ya inició hacia mes y medio los suministros de armas a Moscú.

Budánov agregó que se trata de proyectiles de calibre 122 mm y 152 mm, así como misiles Grad.

En tanto, los medios rusos guardan silencio absoluto acerca de los desplazamientos de Kim por territorio ruso, donde el líder norcorano planea visitar fábricas de aviones e instalaciones militares.

Según informó hoy la agencia surcoreana Yonhap, el tren especial del líder norcoreano parecía estar dirigiéndose a la región de Jabárosk, en el Extremo Oriente ruso, de cara a una visita prevista a una planta que manufactura cazas de combate rusos como el Sukhoi-57.

La semana pasada, medios como el New York Times adelantaron que Kim estaría dispuesto a apoyar la guerra de Moscú en Ucrania con «millones» de misiles antitanque y munición para artillería, mientras que Pionyang recibiría a cambio, además de ayuda alimentaria, tecnología satelital o de submarinos de propulsión nuclear.

CP (afp, efe)


Publicado

en

por

Etiquetas: