CONTRALORÍA RECIBIÓ ALERTAS POR OBRAS DE AGUA Y SANEAMIENTO DEFICIENTES EN AUDIENCIA DE ZARUMILLA

Pobladores manifestaron problemas con el abastecimiento del agua y colapso de desagües

La Contraloría General de la República realizó una audiencia pública en la provincia fronteriza de Zarumilla. El encuentro, al que asistieron pobladores de diversos distritos, sirvió como plataforma para exponer una serie de problemas relacionados con la ejecución de obras de agua, saneamiento e infraestructura vial en la región.

Los habitantes de los distritos de Aguas Verdes, Matapalo, Papayal y Zarumilla manifestaron su preocupación por la precaria situación en la que se encuentran las obras destinadas a mejorar el abastecimiento de agua y el saneamiento básico en sus comunidades. Entre las principales alertas presentadas se destacó la deficiente ejecución de proyectos que, lejos de solucionar los problemas, parecen agravar la situación.

Uno de los casos más emblemáticos expuestos durante la audiencia fue el de Matapalo, donde los residentes informaron sobre presuntas irregularidades en la obra de agua potable en el Caserío Nuevo Progreso. Según los testimonios recogidos, esta obra, que originalmente estaba programada para completarse en 150 días, se extendió hasta los 14 meses. A pesar de haber sido entregada en octubre del 2023, los pobladores afirmaron que no estaría en condiciones de abastecer agua para uso doméstico.

En cuanto a la infraestructura vial, los vecinos de Papayal denunciaron la falta de rejillas en el mantenimiento y mejoramiento de la Av. Ramón Castilla hasta la calle Huáscar. Esta omisión, según explicaron, ha causado accidentes de tránsito en la zona y no estaba contemplada en el expediente técnico de la obra, lo que generó malestar y preocupación entre la población local.

Por otro lado, en el Sector Santa Rosa de Lima del AA. HH. Miraflores II de Zarumilla, los residentes expresaron su indignación por el colapso de los desagües y la falta de atención por parte de las autoridades municipales o de la Unidad Ejecutora correspondiente. Esta situación ha generado un foco infeccioso que propaga diversas enfermedades, además de la presencia de buzones abiertos con aguas servidas, aumentando el riesgo para la salud de los habitantes.

La problemática no se limita únicamente a Zarumilla, sino que se extiende a otras localidades como Campo Amor, donde los moradores alertaron sobre presuntas irregularidades en una obra de pistas, veredas y alcantarillado realizada en 2010. Según los testimonios, esta obra no habría sido recepcionada por la comuna provincial ni por OTAS, lo que ha contribuido al colapso de los desagües y ha generado un ambiente propicio para el contagio de enfermedades como el dengue y el paludismo.

En el ámbito educativo, la comunidad de Cuchareta Baja reportó serias deficiencias en el servicio de desagüe del colegio Javier Pérez de Cuellar. Desde hace dos años, las aguas residuales circulan frente a la institución, mientras que desde hace dos meses no cuentan con el servicio de agua debido a la falla de la bomba sumergible, la cual fue adquirida en la gestión anterior.

Además de los problemas relacionados con el agua y el saneamiento, también se señalaron deficiencias en el tratamiento de la basura, especialmente en lo que respecta a la quema de residuos, lo que afecta a diversas comunidades de la región. Asimismo, se denunció un inadecuado mantenimiento de las lagunas de oxidación, con reportes de olores fétidos y el uso de estas aguas para el cultivo de arroz, lo que representa un riesgo para la salud pública.

Ante esta situación, los pobladores afectados exigieron una pronta intervención de las autoridades competentes para solucionar estos problemas y garantizar el acceso a servicios básicos de calidad en sus comunidades. La audiencia pública, además de visibilizar estas problemáticas, se convirtió en un llamado urgente a la acción para evitar que la situación empeore y se ponga en riesgo la salud y el bienestar de miles de personas en la provincia de Zarumilla.


Publicado

en

por

Etiquetas: