El básquetbol peruano ve una luz al final del largo túnel en el que transitó por muchos años tras la realización de las elecciones en la Federación Deportiva Peruana de Basketball (FDPB). La nueva junta directiva electa ya presentó su documentación al Instituto Peruano del Deporte (IPD) para que emita la respectiva resolución de reconocimiento y así iniciar el trabajo del resurgimiento de una disciplina colectiva que permaneció estancada.

El básquetbol peruano ve una luz al final del largo túnel en el que transitó por muchos años tras la realización de las elecciones en la Federación Deportiva Peruana de Basketball (FDPB). La nueva junta directiva electa ya presentó su documentación al Instituto Peruano del Deporte (IPD) para que emita la respectiva resolución de reconocimiento y así iniciar el trabajo del resurgimiento de una disciplina colectiva que permaneció estancada. 

El  baloncesto nacional fue suspendido el 2018 por la  Federación Internacional de Basketball (FIBA) y eso trajo como consecuencia quedar fuera de todos los certámenes de magnitud como los Juegos Panamericanos Lima 2019. Dos años después, en el 2021, la situación empeoró porque fue desafiliada por la misma FIBA. 

La flamante junta directiva de la FDPB se encuentra integrada por Víctor Cisneros Colchado (presidente), Sylvia Ramírez Martínez (vicepresidenta), Saúl Sierra Ríos (tesorero), José Benavides Silva (secretario), Juan Lombardi Pérez (Vocal), Jaime Morales López (Vocal) y Erick Ramos Luna (vocal). Su período de permanencia será lo que dure el vigente ciclo olímpico (2021-2024). 

“Que el básquetbol tenga una nueva directiva significa encontrarnos a punto de terminar una gran lucha. Realmente titánica. Durante cinco años las organizaciones de base afiliadas a la FDPB han combatido como un solo puño contra un sinfín de obstáculos y presiones generados por un reducido grupo de personas naturales sin representación que sabiendo que no llegarían al poder democráticamente iniciaron una campaña destructiva contra dirigentes y contra la organización, sin darse cuenta que lo único que lograban era hundir más a nuestra disciplina”, manifestó el Víctor Cisneros, flamante presidente electo de la FDPB 

Sobre la reactivación de la disciplina, el nuevo titular dio a conocer que después de estar fuera prácticamente de toda actividad deportiva internacional desde el 2005, a partir del 2010 el Perú inició una reactivación deportiva, empezando a participar en los torneos sudamericanos masculinos y femeninos. 

Habían convocatorias nacionales en todas las categorías durante todo el año, se creó una Liga Nacional de Básquetbol (LNB) que fue televisada y creció mucho. Esto ayudo a dinamizar la actividad en todo el país, se realizaron torneos en formativas en todas las categorías. A pesar de este avance, todo se paralizó de golpe con el inicio del problema dirigencial.  

“Vamos a trabajar fuerte para recuperar el tiempo perdido, retomar los niveles de actividad del 2016 y definitivamente tratar de superarlos”, asegura. 

Respaldo del IPD 

Cisneros aseguró que reconocimiento en el basquetbol está cada vez más cerca, luego de la reunión sostenida el último miércoles  con el presidente del Instituto Peruano del Deporte (IPD), Rubén Trujillo, para tratar aspectos referidos al desarrollo de la disciplina, el reconocimiento del concejo directivo electo y las gestiones necesarias para la reafiliación del balocento peruano a la Federación Internacional (FIBA).

“Me parece que ahora se tiene las cosas bastante claras respecto a la representatividad de los diferentes estamentos del básquetbol y según sus propias del presidente del IPD, su institución es el primero en promover que la actividad del basquet se normalice a la brevedad, ello con el objetivo que los niños jóvenes no pierdan más tiempo, actuando siempre en todo momento de acuerdo a lo que dicta la ley” declaró Cisneros, presidente de la FDPB. 

Agregó: “La reunión nos deja muy tranquilos y con la seguridad que muy pronto podremos estar en condiciones de solicitar que Perú vuelva a ser afiliada en la escena internacional”, manifestó en alusión al proceso que la FDPB debe iniciar en breve para solicitar su regreso a la FIBA. 

El actual mandamás del deporte de las canasta en el Perú señaló que la prioridad en su plan de trabajo es la descentración de esta disciplina  a todo nivel para así potenciar los semilleros y brindarle competitividad a las futuras selecciones nacionales.

“Hemos coincidido en la gran importancia que tiene el tema de la descentralización, a todo nivel, competencias, reclutamientos de jugadores talento para las selecciones nacionales, etc, más aún cuando la directiva electa que cuenta con dirigentes de numerosas provincias de nuestro país” manifestó Cisneros quien resaltó el amplio respaldo a nivel de organizaciones bases con el que cuenta la directiva FDPB recientemente electa.

En otro momento, Cisneros manifestó que el apoyo económicos con los recursos del IPD es importante sobre todo para los procesos de las selecciones nacionales, para cubrir costos de los pasajes y pagos de entrenadores. 

“El Estado es el gran poseedor de la infraestructura deportiva, ese es otro apoyo importante, no solo para la Federación sino también para nuestros afiliados a través de los IPD regionales, que tienen que trabajar de la mano con sus ligas. Pero el apoyo más grande siempre será el de brindar estabilidad, no cayendo ni cediendo a las presiones de terceros sin representación”, indicó.  

Datos 

La Asociación Peruana de Básquetbol fue fundada en 1926 y es asociada a la FIBA 

La selección nacional de básquetbol ganó el Campeonato Sudamericano celebrado en 1938. Además, consigue dos medallas de plata en 1941 y 1963; y cuatro de bronce en 1943, 1966, 1968 y 1973 

Se clasificó a tres Juegos Olímpicos, pero se destaca el de Tokio 1964 donde Ricardo Duarte se convirtió en el máximo encestador de todo el torneo. 

(FIN) JSO

Share.

Comments are closed.