Un grupo de aproximadamente 40 familias resultaron afectadas por un desalojo que se registró en un terreno ubicado en la parte posterior a la sede del Ministerio Público de la ciudad de Tumbes, dónde de acuerdo al testimonio de las personas que fueron desalojadas del lugar, cuyas viviendas además fueron destruidas y parte de sus pertenencias les fueron  incineradas por el fuego, nunca recibieron una notificación, así como tampoco hubo el acompañamiento de miembros  de la Policía Nacional del Perú, por lo que hacen un llamado a las autoridades competentes de la región, para que intervengan en esta situación donde decenas de personas perdieron la construcción que con mucho sacrificio habían realizado. 

Mientras tanto y, en contraposición, el abogado de los  presuntos dueños del terreno ubicado en las adyacencias de la sede del Ministerio Público de Tumbes, cuándo se le consultó la razón de porque no tenían el acompañamiento de la Policía Nacional del Perú, así como tampoco habían mostrado algún documento judicial con la orden de desalojo, ni tampoco les enviaron una notificación a las personas afectadas para que de manera pacífica pudieran decidir sí abandonan o no la propiedad, el jurista solo atino a decir que no necesitaba de ninguno de esos recursos para proceder con la acción antes descrita, dónde por el contrario, recurrieron a contratar un grupo de personas quiénes se encargaron de destrozar las viviendas y cercar el lugar. 

En medio de toda esta situación, varias de las personas que resultaron afectadas con este desalojo, dijeron que habían perdido absolutamente todo lo invertido en la construcción de las viviendas existentes en el lugar, por lo que procederán a realizar la denuncia para que sean las autoridades quiénes determinen si realmente quiénes dicen ser dueños de esta propiedad tienen la documentación que así lo certifica, puesto que hasta la fecha no presentan ninguna evidencia que permita corroborarlo.

Share.

Comments are closed.