Cerca de una semana de paralización en las actividades de clases presenciales lleva el colegio Inmaculada Concepción ubicado en el barrio San José, dónde de acuerdo a lo indicado por la subdirectora de esta institución, la suspensión se debe al colapso de aguas residuales debido a que esta escuela aún no se encuentra conectada a la nueva red de alcantarillado.

En ese sentido, la subdirectora de la institución educativa Inmaculada Concepción, dijo que inmediatamente pusieron en conocimiento a la Municipalidad Provincial de Tumbes, los cuales se reunieron con la empresa OTASS y se comprometieron a solucionar la situación que se presenta en el referido colegio.

En ese mismo orden de ideas, indica además que le informaron desde la Comuna Tumbesina que habían separado un presupuesto para realizar la instalación de las redes de alcantarillado, dónde se esperaba que esta semana iniciarán los trabajos para poder retomar las actividades presenciales en la institución la semana próxima.

Por otro lado, la profesora encargada de la subdirección de la institución educativa Inmaculada Concepción, ubicada en el barrio San José de Tumbes, dijo que lo más  preocupante de todo es que este colegio tiene una población estudiantil de 946 niños, dónde al sumar el personal docente la comunidad educativa en general sobrepasa las mil personas, por lo que es necesario que las autoridades competentes cumplan con su compromiso de realizar la conexión a la red de alcantarillado para poder nuevamente recibir a los estudiantes en las aulas de clase.

Mientras tanto, aulas de clase sin estudiantes y pasillos vacíos es el panorama que actualmente existe en la institución educativa Inmaculada Concepción, dónde las clases presenciales fueron suspendidas debido a que esté colegio aún no se encuentra conectado a la red de alcantarillado donde el personal docente y administrativo espera poder retomar nuevamente la actividad escolar lo antes posible.

Share.

Comments are closed.