Un sismo de magnitud 5.5  se registró en Chilca, provincia de Cañete (región Lima Provincias), a las 16:55 p.m. de ayer.

De acuerdo con el Instituto Geofísico del Perú (IGP), el epicentro estuvo ubicado a 30 kilómetros al oeste de Chilca, y tuvo una profundidad de 49 kilómetros. Hasta el momento, las autoridades no han reportado daños personales y materiales.

Ante la eventualidad de un sismo de gran magnitud, el Instituto de Defensa Civil (Indeci) recomienda tener lista una mochila de emergencia con provisiones básicas y una caja de reserva que consiste en una pequeña despensa.

Perú se ubica en la zona denominada Cinturón de Fuego del Pacífico, donde se registra aproximadamente el 85 por ciento de la actividad sísmica mundial.

Una cuestión que saltó a la palestra en redes sociales fue el de la alarma SISMATE que fue probado hace algunos días, el pasado 6 de mayo. Los internautas exigieron al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) que explique por qué no hubo el funcionamiento del sistema, el cual, en dicha oportunidad, llegó a asustar a más de un desprevenido.

¿Por qué no sonó la alerta SISMATE?.La respuesta de por qué no sonó la alerta SISMATE es porque, primero, aún está de prueba, por lo que su funcionamiento solo fue disponible para dicho periodo (en el que sonó durante dos momentos del día).

Segundo, las alertas solo se efectuarán cuando el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) determine la probabilidad de un desastre que consideren competentes y, dentro de los nombrados, se han listado tsunamis, inundaciones, huaycos o deslizamientos. No se consideran sismos ni temblores.

Recordemos también que SISMATE significa Sistema de Mensajería de Alerta Temprana y no está relacionado puntualmente con la palabra sismos.

Cabe resaltar que el próximo 31 de mayo, el MTC volverá a activar la alarma en una nueva prueba, por lo que los celulares volverán a sonar fuertemente. Estos mensajes serán enviados a los usuarios de las cuatro empresas operadoras de telefonía móvil con tecnología 2G, 3G y 4G.

SISMATE se complementará con el Sistema de Alerta Sísmica Peruano (SASPe) del Instituto Geofísico del Perú y el Indeci.

Hernando Tavera, director del IGP, ha señalado que SISMATE solo será un medio de comunicación del SASpe. «El sistema de alerta temprana funcionará con sensores. Tan pronto considere que se necesita la alerta, la enviará por todos los medios: bocinas, celulares, radio, TV», señaló. Este sistema será similar al que ocurre en México, por ejemplo.

SASPe permitirá alertar a la población ante un sismo igual o mayor a 6.0 Mw (Magnitud de momento). Funciona a través del Subsistema de Monitoreo y Alerta del Peligro ante SISMOS (SMAPS), administrado por el IGP, y Subsistema de Difusión y Comunicación de Alerta Temprana (SDCAT), administrado por el INDECI.

En su primera etapa, el SASPe brindará el servicio a más de 1 millón 541 mil 517 habitantes, quedando aún una brecha considerable. Para ello, se mejorará la infraestructura de manera coordinada con gobiernos locales y centrales.

Presidente del IGP. El presidente del IGP, Hernando Tavera, explicó las razones por las cuales no se activó la alarma de prevención ante sismos que llamó la atención de todos la semana pasada, pero que no funcionó hoy tras el movimiento telúrico de 5.5 grados en la capital. El especialista fue claro en señalar que ello solo fue probar un «medio de comunicación».

«Toda la Costa Central fue sacudida de manera muy intensa con el sismo que alertó a la población. Si se refiere al ensayo que se hizo la semana pasada (sobre Sismate), simplemente lo que hicieron fue probar un medio de comunicación. Nada más, es como probar una mensajería. Lo que sí se está avanzando en el Perú es con el proyecto de alerta temprana de sismos que se llama SASPe y esto involucra colocar sensores muy importantes a lo largo de la zona costera para monitorear los sismos y cuando se tenga la alerta se va a difundir por sirenas, celulares, la radio y por la televisión», explicó.

Hernando Tavera reiteró que no fue un sistema de alerta lo probado la semana pasada. En tal sentido, comentó que todavía estamos en el proceso de instalación de un servicio como ese.

«Lamentablemente, la pandemia nos ha retrasado. De parte del IGP, en junio deberemos terminar de instalar los 106 sensores. En tres meses colocamos los sistemas de control y para fin de año debería terminarse el proyecto con las primeras pruebas», sostuvo.

Share.

Comments are closed.