El Mobile World Congress (MWC, Congreso Mundial de Telefonía), el gran escaparate del sector que finalizó el jueves en Barcelona, sirvió para que fabricantes y operadores dieran a conocer una serie de gadgets e innovaciones en baterías, en el universo virtual metaverso y en 5G.

Barman 5G

Prepara cócteles, habla una decena de lenguas y reconoce la cara de sus clientes más fieles. El robot Kime, creado por la empresa española tecnológico-alimentaria Macco Robotics, se presenta como un camarero de «alto valor añadido».

Hasta Joan Laporta, presidente del Fútbol Club Barcelona, se acercó al estand del operador español Telefónica para conocer a una de las estrellas del salón.

Este robot humanoide que funciona con 5G (quinta generación de tecnologías telefónicas) puede «trabajar 24 horas al día», alardea su constructor, destacando otras de las que considera como sus ventajas: permite «evitar los contactos innecesarios» y garantiza un «espacio libre de contaminación».

Discoteca virtual

En el puesto del operador surcoreano SK Telecom, los visitantes saborearon una discoteca virtual, un aperitivo festivo del metaverso, el universo inmaterial presentado como el futuro de internet y que despierta el interés de las grandes marcas tecnológicas.

Mediante unos cascos de realidad virtual, el «cliente» se ve inmerso en una discoteca con otros avatares. Se trata de una de las numerosas aplicaciones de «Ifland», el metaverso del operador surcoreano lanzado en 2021 y concebido para «maximizar la experiencia del usuario a través de diversos espacios virtuales y avatares».

Conducir un auto a distancia

¿Conducir un auto que está a más de 1.000 km de distancia gracias a la 5G? Es una de las aplicaciones de la red móvil de última generación presentada por el operador francés Orange.

Bautizado «Vrombr», este juego realizado por Polyptik permite, mediante un teléfono inteligente, conducir desde Barcelona un auto en miniatura en un circuito cerca de París.

Recarga exprés y batería ecológica

Varios fabricantes presentaron en Barcelona sus sistemas exprés de recarga de aparatos, uno de los desafíos que afronta el sector del teléfono inteligente, ávido por mejorar la autonomía de los terminales.

El fabricante chino Realme creó un cargador de 150 vatios que permite reponer el 50% de la batería en 5 minutos. Su competidor Oppo promete una carga del 100% en sólo 9 minutos, gracias a su tecnología «Supervooc» de 240 vatios.

La empresa japonesa PJP Eye presentó un prototipo de batería «orgánica», que asegura que es más sostenible y menos peligrosa, y que integra un carbono fabricado con una base de algodón en vez de con los metales que suelen utilizarse (níquel, manganeso y cobalto).

Esta tecnología «permite alargar la duración» de las baterías y, en consecuencia, reducir «las emisiones de CO2», explicó el director de PJP Eye, Inketsu Okina, que destaca otra ventaja: estas baterías no explotan.

Ciberperro

Con sus patas cortas y su cuerpo lleno de sensores y micros, el perro-robot del fabricante Xiaomi, que se exponía por primera vez fuera de China, puede trotar cerca de su propietario, ladrar, dar la pata e incluso vigilar.

Este robot, cuyo cerebro se desarrolló mediante código abierto («open source»), y que se halla en fase experimental, se dirige con el teléfono celular. Mil ejemplares salieron ya a la venta en el mercado chino a un precio de 1.500 euros la unidad.

Share.

Comments are closed.