Designar a funcionarios sentenciados por corrupción pone en el ojo de la tormenta al alcalde de  la Provincia de Contralmirante Villar, Jesús Alberto Luna Ordinola, quien sigue aprobando el ingreso de funcionarios de confianza con cuestionamientos.

Esta vez,  la gestión de Luna Ordinola designó como Sub Gerente de Logística y Control Patrimonial a Jorge Walter Chapilliquén Sunción, quien fue sentenciado el 2008,  por el sonado «caso camionetas del serenazgo de la Municipalidad Provincial de Tumbes (MPT)”.

EX FUNCIONARIO DEL “CHINO” FLORES.

Cabe recordar,  que Chapilliquén Sunción fue sentenciado  a  4  años de pena privativa de la libertad suspendida en su ejecución por el delito de peculado en agravio de la MPT – Estado.

La condena impuesta también alcanzó al exalcalde de la MPT,  Ricardo Isidro Flores Dioses, “Chino Flores”; Fernando Morán Lupú, Pedro Antonio Mejía Reyes y Javier Nicolás Zapata Peña y fue ratificada por la Sala Permanente de la Corte Suprema de Justicia del Perú.

SALE MAESTRO EN GESTIÓN PUBLICA Y ENTRA SENTENCIADO.

Con la promulgación de la Ley 31043, la misma que fue publicada el 15 de setiembre del 2020, se le cerró el paso para que ejerzan la función pública mediante la designación en cargos de confianza a las personas sobre quienes recaiga una sentencia condenatoria emitida en primera instancia en calidad de autores o cómplices por la comisión de delito doloso, pero no obstante el impedimento que pesa sobre Chapilliquén Sunción, el alcalde Jesús  Luna  no  cesó del cargo de Gerente de Administración y Finanzas, que ocupó  hasta el 11 de enero, sino que fue designado como Sub Gerente de Logística y Control Patrimonial de la comuna villarina.

Jorge Walter Chapilliquén Sunción reemplaza en el cargo al CPC.  Jean Paúl Olaya Atoche, el mismo que tiene una Maestría en Gestión Pública y Diplomados en auditoría interna y auditoría gubernamental, SIAF y contrataciones de prestigiosas universidades del país.

El cese de Olaya Atoche ha causado disconformidad en ciertos sectores de Zorritos, debido a que la cuestionada gestión del alcalde Luna prefirió designar a un condenado por corrupción y cesar a Olaya Atoche, que es un profesional residente del distrito de Zorritos y además no tiene cuestionamiento alguno.