Nuevamente agentes de la policía en el distrito fronterizo de Aguas Verdes en la región de Tumbes, intervinieron una vivienda que era usada como bar clandestino violando las normas sanitarias ante el contagio de COVID19.

Esta intervención se llevó a cabo en horas de la noche del pasado 11 de enero en la vivienda ubicada en la calle México del asentamiento humano Nuevo Aguas Verdes.

Más de 50 personas fueron encontrados dentro de esta vivienda entre hombres mujeres de nacionalidad venezolana quienes no portaban la mascarilla correspondiente y mucho menos el distanciamiento social.

Pese a los incrementos de casos de COVID19 la población no acata las medidas y la policía tiene que realizar constantes operativos en la región para evitar que estos bares atiendan de manera clandestina exponiendo a todos los asistentes a un contagio masivo.

Finalmente, todos los asistentes fueron llevados a comisaría para ser infraccionados con su respectiva papeleta.