Las crónicas y comentarios de conocedores de este deporte que lo vieron jugar y otros que lo tuvieron como compañero y o contrincante en las canchas polvorientas del viejo y recordado coloso Mariano Sánchez, comentan que anotaba goles increíbles como el que le hizo a un combinado guayaquileño en la década de los 60, donde el mismo pateó el tiro de esquina, le dio a un compañero y este le cedió a Pancho que venía a toda velocidad para que rematara en primera y anotara un gran gol.

Fue para muchos el mejor de todos en ese puesto e inclusive fue polifuncional ya que también ocupó casi todos los puestos con prestancia y calidad, era veloz y dueño de un potente disparo que lo hizo famoso en todo el norte, llegando a jugar competitivamente hasta los 42 años.

Francisco Castro Peña, conocido como «Pancho» nació un 03 de Noviembre de 1930 en Lobitos Talara pero tumbesino de corazón y crianza pues desde los 3 años vivió en Tumbes, estudió primaria en una escuela de la calle Huáscar y secundaria en el colegio El Triunfo, a los 14 años debuta en el River Plate de la segunda división, donde es goleador ese año (1944) que le valió ser llevado al Sport Tumbes, donde es el máximo goleador e ídolo histórico de este club, al cual lo hizo campeonar con sus goles en varias veces, integró la selección de Tumbes y recuerda a aquel año 1953 que por inauguración del Estadio Nacional, participaron todos los departamentos y que tuvo una destacada participación a lado del ‘cholo’ Vargas, Abarca, ‘negro’ Feijoo, los hermanos Carlos y Antuco Vivar, Goyo Ávila, machete Saldarriaga entre otros.

Con el Sport Tumbes en el año 1966 participa por primera vez en un club tumbesino en la copa Perú, a lado de los hermanos Tranquilino y Eduardo Avalos, ‘cholo’ Vargas, oso Muñoz, ‘Calulo’ Ruiz, negro Ortiz, Pedro Del Rosario, ‘Calulo’ Ruiz, zambo Saavedra.

Se retiró a los 42 años en un partido donde la selección de Tumbes enfrentó a Barcelona de Guayaquil en el Mariano Sánchez, siendo aplaudido a rabiar por los miles de aficionados que abarrotaron el coloso ese día, entregando ese día la camiseta número 9 a Humberto ‘zorro’ García Ulfe, dando después la vuelta olímpica agradeciendo a los aficionados que tanto lo aclamaban.

Hace un año falleció dejando un hondo pesar en familiares y amigos como también los recuerdos en la mente de uno de los mejores jugadores que ha tenido Tumbes en toda su historia.

Share.

Comments are closed.